Cuidado De La Piel Durante El Embarazo

Manchas en la Piel o CloasmasLos cloasmas son manchas oscuras que aparecen en la piel y son causadas por las hormonas presentes durante el embarazo. Muchas veces desaparecen después del parto.

Sugerencia:

Para prevenir las manchas en el rostro, evita la luz del sol si no usas protector solar.

Lunares

Si constatas que te han salido lunares o que los que ya tenías han cambiado de aspecto (color, forma…), no es que sean peligrosos, pero hay que tenerlos vigilados.

Sugerencia: Consulta con el dermatólogo.

Estrías

El sobrepeso hace que la piel tenga que soportar mayor tensión. Las estrías aparecen generalmente en el abdomen y lentamente desaparecen después del parto.

Sugerencia:

– Sigue una dieta rica en vitaminas A, C, E, minerales y oligoelementos como el zinc o el magnesio. Estos aportes los encontrarás en verduras, frutas, algunas carnes y pescados.

– Aplícate cremas hidratantes que eviten la pérdida de firmeza y flexibilidad.

– Toma muchos líquidos.

– No expongas las partes afectadas de tu cuerpo al sol.

Efectos de la exposición al sol

El Solarium, al igual que tomar sol en la playa, usado con moderación no tiene ninguna contraindicación en el embarazo.

Sugerencias:

– La sobreexposición a los rayos de sol puede aumentar la temperatura del líquido amniótico. Hasta el momento no se ha podido demostrar que esto sea perjudicial para el bebé, pero se sugiere evitar que ello ocurra. Para esto, regula el tiempo de solarium procurando una mayor frecuencia de exposiciones breves en vez de una sola muy prolongada, y en la playa, no te recuestes con el abdomen hacia arriba, camina junto al mar y procura sentarte bajo la sombra del quitasol.

– Usa protector solar, al menos factor 15, para evitar manchas de la piel en las zonas más sensibles.

– Recuerda que tomado con moderación, el sol favorece la síntesis de la vitamina D, la que facilita la absorción del calcio y contribuye a mejorar el estado de ánimo.

– Después del parto, debes esperar tres meses antes de volver a tomar el sol, pero siempre con protector, aunque el riesgo de que aparezcan las manchas ya es menor.

Várices

Se producen por la presión que el útero ejerce en la parte baja del abdomen, haciendo la circulación dificultosa. Bajo el efecto de las hormonas, los vasos capilares se dilatan y el volumen sanguíneo aumenta. Normalmente aparecen en las piernas si permaneces de pie o sentada por períodos largos de tiempo. A veces también influyen los factores hormonales hereditarios. Después del parto, si las válvulas que bombean la sangre hacia las venas continúan débiles, la sangre se puede acumular y las venas aparecen en la superficie de la piel con un color azul o violeta.

Sugerencias:

– Trata de alternar los períodos en los que te encuentres de pie o sentada.

– Muévete con frecuencia para estimular la circulación.

– En la cama coloca una almohada bajo tus caderas y duerme con las piernas en alto.

– Eleva los pies cuando estés sentada.

– No uses ropas muy ajustadas. Tu doctor podría recomendarte inclusive medias de soporte. Uso de medias de descanso (así se piden).

– Cuida tu peso.

– Evita los baños con agua caliente.

– Haz ejercicios.

– Toma suplementos de vitamina B.

– En caso que afecten alguna de las venas principales, las várices pueden ser eliminadas con cirugía.

– Evita las posturas que dificultan la circulación de la sangre, como sentarte con las piernas cruzadas o con los muslos oprimidos sobre el borde de la silla.

– Evita los tacones altos, los pantalones ajustados y las botas.

– No es recomendable que te depiles con cera caliente.

Fuente: mundomama.cl

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Temas de Belleza Copyright © 2014.